Camino-a-la-fama_Header_AvSims

Blog oficial: Les presentamos a la familia Climate – Primera parte

SeasonsIcon

Los Sims 4: Y las cuatro estaciones

¡Hola, Simmers! La última vez que mencionamos a la familia Climate no pasó nada. Les hablamos de ellos, pero luego no dimos más detalles. Y eso no está bien, ¿verdad? Así que, sin darle más vueltas, aquí están:

Primera parte: muestras de cariño

Falta una semana para el Harvestfest . . .

Janine tiene demasiadas cosas que hacer. Con el Harvestfest tan cerca, queda muy poco tiempo para preparar todo. La familia se fue de vacaciones en verano y se la pasó genial, pero ahora la lista de tareas pendientes de Janine es más larga que una novela exitosa.

Da un sorbo a su taza de chocolate caliente. El ambiente fresco indica que llegó el momento de darse un gusto. El delicioso aroma a chocolate llena la habitación. Es su época preferida del año.

¿Lo más importante de su lista? Invitar a Vladislaus Straud, el primo de su marido Arthur, a que los visite. La última vez que hablaron, algo parecía. . . raro. Así que, tras semanas de no contestar a sus llamadas, Janine se decidió a llamarle para invitarlo al Harvestfest. Además, le conviene que haya un par de manos extra. ¡El pavo no se cocina solo!

Se acercan nubes negras. Qué extraño… Ha estado soleado todo el día.

“Arthur, ¿puedes barrer las hojas de afuera antes de que diluvie?”, pregunta Janine.

Su dulce marido abandona sus experimentos culinarios en la cocina.

“¡Por supuesto, cariño!”

Arthur llama a Summer y ella, obviamente, se queja. Típica actitud de adolescente. Los dos empiezan a trabajar mientras Janine sigue concentrada en su lista de tareas.

Todo estará listo para el día de la cosecha. ¡No cabe duda! Habrá una comida espectacular, las tradiciones familiares, Vlad… Ufff, Vlad. El soltero empedernido… Les preguntó a Janine y Arthur si podían presentarle alguna “mujer saludable” con “buenas porciones”… ¿qué habrá querido decir? Pide cosas muy raras. Además, ¿qué le puede gustar a un habitante de Forgotten Hollow?

Janine marca algunas fechas en el calendario:

  • La llegada de Vlad
  • Reserva para cenar en un restaurante local
  • El día de la cosecha
  • El gran día

“Oye, Arthur, ¿van a recoger esas hojas o solo van a esparcirlas por el patio?”

Sonríe a su esposo, que está sudando. Hay tanto por hacer…

Faltan dos días para el día de la cosecha. . .

“Vlad, es un placer tenerte aquí”, dice Janine al primo de su esposo.

“Bájale un poquito al sarcasmo, cariño”, le susurra Arthur al oído.

Totalmente desconocedor de las típicas costumbres humanas, Vlad ni siquiera se da cuenta de su tono.

“Sí, gracias”, responde Vlad. “Sobre mi cita… ¿Han invitado a alguna mujer sabrosona?”

Janine lo corrige: “En Willow Creek no llamamos sabrosonas a las mujeres”. “Pero sí. Mi compañera Beth vendrá al restaurante con nosotros”.

“Perfecto”, contesta Vlad. “Veo que ustedes también están muy bien alimentados…”

Arthur tose incómodamente y sale de la habitación con Janine sin decir nada. Summer aparta a su madre y le pregunta qué ocurre, pero Janine solo le responde que se prepare para ir a cenar.

Janine, Arthur, Summer y Vlad se encuentran a Beth esperando en el restaurante. Vlad ignora por completo el menú y comienza de inmediato a conversar con Beth.

“¿No te parece raro que le pregunte tantos detalles sobre su dieta?”, le dice Janine a Arthur. “¿A quién le importa si solo come alimentos orgánicos?”

Arthur contesta: “A lo mejor es un tipo muy sano”.

Janine le da un codazo a su marido y él tose en su comida. “Le acaba de preguntar cuál es su grupo sanguíneo. ¡Eso es muy raro!”

“¿No dijo que le interesaba la medicina?”, pregunta Arthur. Aunque su tono de voz demostraba que empezaba a sospechar algo.

La cena transcurre sin incidentes, aunque Vlad solo bebe un coctel y comenta que “comerá después”. Muy raro.

Arthur paga la cuenta y todos se dirigen a la puerta. Beth comenta rápidamente que estará encantada de asistir a la gran comida familiar del día de la cosecha. Janine, Arthur y Summer, sorprendidos de que se haya invitado sola, se encogen de hombros y asienten.

“Por supuesto”, responde Janine. “¿Qué es lo peor que podría pasar?”

El día de la cosecha. . .

Por fin llegó el gran día, en muchos sentidos. Summer se da cuenta de lo cansada que está su madre y lo molesto que es Vlad, así que se ofrece a poner la mesa para la gran comida familiar. Mientras el aroma de las delicias al horno, a las brasas y salteadas inunda el comedor, suena el timbre.

En dos segundos, Vlad llega a la puerta. “Yo abro”, le grita a la familia, que ya ni se esfuerza por intentar entender su comportamiento extraño.

“¡Es Beth!”

“Ya lo sabemos”, responde la familia al unísono.

“Vamos a dar un paseo, ¿ok?”, les grita.

Antes de que Janine pueda responder que “la deliciosa comida está lista para devorarla”, desaparece con su bella amiga de grupo sanguíneo 0 positivo.

“Nunca jamás volvemos a invitarlo”, dice Janine en voz baja mientras observa a los enamorados en el patio delantero.

“Estoy de acuerdo”, comenta Arthur.

“Muchas gracias por barrer las hojas. El patio está precioso”.

Pero se arrepiente en cuanto lo dice. Vlad y Beth desaparecen revolcándose en el montón de hojas y hacen que todo el mundo pierda el apetito.

“¿Qué están haciendo?”, pregunta Summer.

¡Nada!” responden sus padres a la vez.

“Vamos a comer”, dice Janine.

Janine, Arthur y Summer se sientan a la mesa y comienzan a disfrutar la comida que está para chuparse los dedos.

“Summer, queremos decirte algo”, comienza Janine. “Queremos decirte lo agradecidos que estamos de tenerte. De tener esta familia. Pero tenemos una sorpresa”.

“Vlad no se muda a nuestra casa, ¿verdad?”

“No”, responden sus padres a la vez.

“Pero hay alguien que sí”, contesta Janine. “Vas a tener un hermanito. Estoy embarazada”.

Por primera vez, Summer no tiene un comentario gracioso o una respuesta sarcástica. Se queda quieta pensando en lo que acaba de escuchar. Mira las caras sonrientes de sus padres. Un instante precioso.

“¿De qué me perdí?”, pregunta Vlad, que invade el comedor.

“DE NADA”, le responden todos. Sonríen pensando en su secreto, aunque no será secreto por mucho tiempo.

“Beth tuvo que irse”, comenta Vlad. “Menuda belleza de cuello… perdón, de mujer.”

“¿Eh?”, responde Arthur. “¿Quieres un poco de pavo, Vlad?”

“No, gracias”, responde Vlad. “Acabo de comer”.

Esta historia de los Climates la encontrarás en Los Sims 4 Y Las Cuatro Estaciones Pack de Expansión*, que se lanza el 22 de junio de 2018 para PC y Mac. La historia también incluye contenido de Los Sims 4, Los Sims 4 Vampiros*, Los Sims™ 4 Papás y Mamás* y Los Sims 4 Escapada Gourmet*, todos disponibles ahora para PC y Mac a través de Origin.

*Para jugar se requiere el juego de Los Sims 4 (se vende por separado) y todas las actualizaciones del juego. Consulten los requisitos mínimos del sistema para este Pack.

SeasonsIcon

Los Sims 4: Y las cuatro estaciones

¡Hola, Simmers! La última vez que mencionamos a la familia Climate no pasó nada. Les hablamos de ellos, pero luego no dimos más detalles. Y eso no está bien, ¿verdad? Así que, sin darle más vueltas, aquí están:

Primera parte: muestras de cariño

Falta una semana para el Harvestfest . . .

Janine tiene demasiadas cosas que hacer. Con el Harvestfest tan cerca, queda muy poco tiempo para preparar todo. La familia se fue de vacaciones en verano y se la pasó genial, pero ahora la lista de tareas pendientes de Janine es más larga que una novela exitosa.

Da un sorbo a su taza de chocolate caliente. El ambiente fresco indica que llegó el momento de darse un gusto. El delicioso aroma a chocolate llena la habitación. Es su época preferida del año.

¿Lo más importante de su lista? Invitar a Vladislaus Straud, el primo de su marido Arthur, a que los visite. La última vez que hablaron, algo parecía. . . raro. Así que, tras semanas de no contestar a sus llamadas, Janine se decidió a llamarle para invitarlo al Harvestfest. Además, le conviene que haya un par de manos extra. ¡El pavo no se cocina solo!

Se acercan nubes negras. Qué extraño… Ha estado soleado todo el día.

“Arthur, ¿puedes barrer las hojas de afuera antes de que diluvie?”, pregunta Janine.

Su dulce marido abandona sus experimentos culinarios en la cocina.

“¡Por supuesto, cariño!”

Arthur llama a Summer y ella, obviamente, se queja. Típica actitud de adolescente. Los dos empiezan a trabajar mientras Janine sigue concentrada en su lista de tareas.

Todo estará listo para el día de la cosecha. ¡No cabe duda! Habrá una comida espectacular, las tradiciones familiares, Vlad… Ufff, Vlad. El soltero empedernido… Les preguntó a Janine y Arthur si podían presentarle alguna “mujer saludable” con “buenas porciones”… ¿qué habrá querido decir? Pide cosas muy raras. Además, ¿qué le puede gustar a un habitante de Forgotten Hollow?

Janine marca algunas fechas en el calendario:

  • La llegada de Vlad
  • Reserva para cenar en un restaurante local
  • El día de la cosecha
  • El gran día

“Oye, Arthur, ¿van a recoger esas hojas o solo van a esparcirlas por el patio?”

Sonríe a su esposo, que está sudando. Hay tanto por hacer…

Faltan dos días para el día de la cosecha. . .

“Vlad, es un placer tenerte aquí”, dice Janine al primo de su esposo.

“Bájale un poquito al sarcasmo, cariño”, le susurra Arthur al oído.

Totalmente desconocedor de las típicas costumbres humanas, Vlad ni siquiera se da cuenta de su tono.

“Sí, gracias”, responde Vlad. “Sobre mi cita… ¿Han invitado a alguna mujer sabrosona?”

Janine lo corrige: “En Willow Creek no llamamos sabrosonas a las mujeres”. “Pero sí. Mi compañera Beth vendrá al restaurante con nosotros”.

“Perfecto”, contesta Vlad. “Veo que ustedes también están muy bien alimentados…”

Arthur tose incómodamente y sale de la habitación con Janine sin decir nada. Summer aparta a su madre y le pregunta qué ocurre, pero Janine solo le responde que se prepare para ir a cenar.

Janine, Arthur, Summer y Vlad se encuentran a Beth esperando en el restaurante. Vlad ignora por completo el menú y comienza de inmediato a conversar con Beth.

“¿No te parece raro que le pregunte tantos detalles sobre su dieta?”, le dice Janine a Arthur. “¿A quién le importa si solo come alimentos orgánicos?”

Arthur contesta: “A lo mejor es un tipo muy sano”.

Janine le da un codazo a su marido y él tose en su comida. “Le acaba de preguntar cuál es su grupo sanguíneo. ¡Eso es muy raro!”

“¿No dijo que le interesaba la medicina?”, pregunta Arthur. Aunque su tono de voz demostraba que empezaba a sospechar algo.

La cena transcurre sin incidentes, aunque Vlad solo bebe un coctel y comenta que “comerá después”. Muy raro.

Arthur paga la cuenta y todos se dirigen a la puerta. Beth comenta rápidamente que estará encantada de asistir a la gran comida familiar del día de la cosecha. Janine, Arthur y Summer, sorprendidos de que se haya invitado sola, se encogen de hombros y asienten.

“Por supuesto”, responde Janine. “¿Qué es lo peor que podría pasar?”

El día de la cosecha. . .

Por fin llegó el gran día, en muchos sentidos. Summer se da cuenta de lo cansada que está su madre y lo molesto que es Vlad, así que se ofrece a poner la mesa para la gran comida familiar. Mientras el aroma de las delicias al horno, a las brasas y salteadas inunda el comedor, suena el timbre.

En dos segundos, Vlad llega a la puerta. “Yo abro”, le grita a la familia, que ya ni se esfuerza por intentar entender su comportamiento extraño.

“¡Es Beth!”

“Ya lo sabemos”, responde la familia al unísono.

“Vamos a dar un paseo, ¿ok?”, les grita.

Antes de que Janine pueda responder que “la deliciosa comida está lista para devorarla”, desaparece con su bella amiga de grupo sanguíneo 0 positivo.

“Nunca jamás volvemos a invitarlo”, dice Janine en voz baja mientras observa a los enamorados en el patio delantero.

“Estoy de acuerdo”, comenta Arthur.

“Muchas gracias por barrer las hojas. El patio está precioso”.

Pero se arrepiente en cuanto lo dice. Vlad y Beth desaparecen revolcándose en el montón de hojas y hacen que todo el mundo pierda el apetito.

“¿Qué están haciendo?”, pregunta Summer.

¡Nada!” responden sus padres a la vez.

“Vamos a comer”, dice Janine.

Janine, Arthur y Summer se sientan a la mesa y comienzan a disfrutar la comida que está para chuparse los dedos.

“Summer, queremos decirte algo”, comienza Janine. “Queremos decirte lo agradecidos que estamos de tenerte. De tener esta familia. Pero tenemos una sorpresa”.

“Vlad no se muda a nuestra casa, ¿verdad?”

“No”, responden sus padres a la vez.

“Pero hay alguien que sí”, contesta Janine. “Vas a tener un hermanito. Estoy embarazada”.

Por primera vez, Summer no tiene un comentario gracioso o una respuesta sarcástica. Se queda quieta pensando en lo que acaba de escuchar. Mira las caras sonrientes de sus padres. Un instante precioso.

“¿De qué me perdí?”, pregunta Vlad, que invade el comedor.

“DE NADA”, le responden todos. Sonríen pensando en su secreto, aunque no será secreto por mucho tiempo.

“Beth tuvo que irse”, comenta Vlad. “Menuda belleza de cuello… perdón, de mujer.”

“¿Eh?”, responde Arthur. “¿Quieres un poco de pavo, Vlad?”

“No, gracias”, responde Vlad. “Acabo de comer”.

Esta historia de los Climates la encontrarás en Los Sims 4 Y Las Cuatro Estaciones Pack de Expansión*, que se lanza el 22 de junio de 2018 para PC y Mac. La historia también incluye contenido de Los Sims 4, Los Sims 4 Vampiros*, Los Sims™ 4 Papás y Mamás* y Los Sims 4 Escapada Gourmet*, todos disponibles ahora para PC y Mac a través de Origin.

*Para jugar se requiere el juego de Los Sims 4 (se vende por separado) y todas las actualizaciones del juego. Consulten los requisitos mínimos del sistema para este Pack.